Mayhold Consultoría Esports

¿Por qué invertir en esports?

Invertir en esports

¿Por qué cada vez hay más empresas apostando en este sector? ¿Qué ha ocurrido para que la mentalidad de inversores y empresas de consumo habitual haya cambiado tanto en tan poco tiempo? La perspectiva de la sociedad cambia y lo que años atrás se veía de forma despectiva y minoritaria, hoy se consolida como una de las industrias que más crece en todo el mundo.

Si tuviésemos que destacar dos motivos principales que han supuesto esta evolución tan brusca en el sector, la accesibilidad y el relevo generacional serían los dos motores de este suceso, aunque, por suerte, el crecimiento de los esports está condicionado por más factores y piezas que encajan perfectamente en uno de los puzles que más difíciles de terminar.

Es tan fácil y tan accesible, todo el mundo tiene un juego descargado en su móvil para pasar el rato, pues debes saber que este juego para ti es un entretenimiento y para otros es su trabajo.

Se cuentan en millones los seguidores de las distintas modalidades de esports, y es por esto que las empresas cada vez más se animan a apoyar a estos equipos profesionales, incluso patrocinando a jugadores de forma individual.

Conforme pasa el tiempo, nuevos aficionados surgen para los esports existentes y nuevos juegos surgen para crear nuevos esports. Esto no tiene otra interpretación que no sea la posibilidad de hacer dinero de este negocio rentable que está tan de moda y que no va a decaer. Los desarrolladores de videojuegos no paran de crear nichos de mercado y nuevas oportunidades para inversores. Pero, ¿está suficientemente explotado este mercado o es aún un mundo desconocido?

De momento, el tamaño del sector sigue permitiendo una entrada asequible para empresas e inversores, pero, durante estos últimos años, el aumento del sector ha sido rápido y grande.

Invertie en esports

Invertir en Esports, ¿es rentable?

No es una novedad que los esports son un sector en auge, como ya hemos argumentado en artículos anteriores. Es por esto, que cada vez son más tanto las personas como las empresas que se hacen la pregunta del millón, ¿cómo invertir en los esports?

Para ver las distintas posibilidades es clave diferenciar entre dos tipos de inversores: el individual, cuyo foco puede ser el de comprar acciones como podría hacer con cualquier otra empresa; y el de las empresas, cuya estrategia será distinta y quizá podrá explorar vías que el inversor individual no podrá.

Comenzando por el inversor individual, las opciones a día de hoy no son numerosas. Si analizamos el ecosistema vemos que está creciendo, pero no hablamos de una industria totalmente consolidada en la que empresas coticen en bolsa o tengan una estructura comparable a una multinacional.

Dicho esto, podríamos analizar formas de inversión indirectas o alternativas con las que aprovechar el crecimiento de este sector como podría ser invertir en marcas o equipos para acciones puntuales y a partir de ahí seguir con una inversión más importante a nivel interno.

Respecto a las empresas, el abanico de oportunidades es mucho mayor, teniendo diversas opciones que van desde crear un equipo propio, a adquirir uno ya existente, o, como en el caso de Mediapro, incluso adquirir la propia liga profesional de videojuegos (el último paquete de acciones les costó 22 millones de euros) hasta crear agencias de publicidad o marketing.

Invertir en esports

Se podría decir, que, a día de hoy, los esports han llegado a crear todo un ecosistema económico propio que facilita que empresas ya establecidas en otras industrias no tengan que alejarse de su core business para entrar en los esports. Así, podemos encontrar consultoras especializadas, agencias de publicidad, desarrolladores de videojuegos y muchos otros modelos de negocio más que ya se han subido al carro de los esports.

Si lo que buscas es una forma de inversión más especulativa, sin ofrecer un servicio o añadir valor, para el pequeño inversor la situación actual del sector no le ayudaría, aunque sin embargo, es cada vez más común, que venture capital o inversores con una capacidad económica importante, compren accionariado de empresas, ayudando a la expansión de estas empresas, generalmente equipos, como puede ser el caso de Sergio Reguilón que hace escasas semanas se introdujo de pleno en el sector a través del equipo español “Team Heretics”.

Para finalizar, destacar que como ya hemos visto, las oportunidades de inversión en esports son muchas y variadas, aunque estas deberían centrarse en el largo plazo, con una visión a 4 ó 5 años (viendo el crecimiento actual del sector) para poder hablar entonces, de una industria consolidada a nivel mundial.

Fuentes: Deloitte

Contenido del artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *